Lanzan la primera hamburguesa vegetariana con sabor a carne en la Argentina


Bajo la premisa de querer recrear la experiencia completa de la mordida de una hamburguesa de carne, la Friburger (que no lleva ni un gramo de carne y está hecha con productos vegetales) se lanzará al mercado en los próximos 10 días de la mano de la empresa rosarina Frizata, cuya venta de productos sólo está disponible en la ciudad de Rosario.


Sus fundadores, Adolfo "Tato" Rouillón y José Robledo, aseguraron que a fin de año todas sus elaboraciones llegarán a Buenos Aires, incluso la hamburguesa de base vegetal. Además, adelantaron que el año próximo este producto estará en cadenas de fast-food y que desembarcarán en Santiago de Chile y en San Pablo.


El auge de la industria foodtech es mundial. En Estados Unidos existen dos empresas, Impossible Foods y Beyond Meat, que lanzaron sus hamburguesas veganas con tecnología aplicada para recrear el sabor de la carne. Incluso en sucursales de Burger King de Estados Unidos ya es posible adquirir la Impossible Whooper y los restaurantes KFC sumaron el Impossible Chicken.


En la Argentina también también comenzó el furor. La compañía NotCo, que tiene como inversor al magnate Jeff Bezos, desembarcó a fines de agosto en la Argentina con una mayonesa vegana, la NotMayo, y con la promesa de sumar carne vegetal.

Pero Frizata es la primera en innovar con hamburguesas plant-based en el país. "¿A quién no le gusta comer una rica hamburguesa tipo casera que tenga todo el sabor y textura de una de carne? Y sin embargo muchas veces nos resignamos a eso, porque creemos que la hamburguesa es mala. Con Friburger queremos que puedas comer sin culpa", dijo Rouillón.


Si bien aún faltan algunos días para el lanzamiento masivo de la Friburger, sus creadores la presentaron para que un reducido grupo degustara el sabor, con la idea de que decidan en primera persona si logra recrear o no la experiencia de comer una hamburguesa de res.

Y sí, lo hace. Ante un paladar exigente como es el argentino, esta hamburguesa basada en plantas es casi imperceptible de diferenciar de una clásica de carne. La Friburger recrea las características físicas, el sabor, el aroma, el color, la funcionalidad y la textura de una hamburguesa de res.

Sus creadores aseguran que contiene menor porcentaje de grasas y de calorías, que no pone en riesgo el equilibrio nutricional y que además colabora con el medio ambiente al utilizar menos agua. "Intentamos que el producto nuestro sea muy rico y que a la vez desde el punto nutricional también sea muy bueno", sostuvo Rouillón.


Los fundadores de Frizata, José Robledo y Adolfo Roullón

Para recrear la experiencia de una hamburguesa de res, la plant-based tiene los siguientes ingredientes: para la textura cárnica, utilizan proteína de soja y huevo; para el sabor, especias, cebolla, sal, azúcar, leche y sabores vegetales; para unir la masa, fibras vegetales y harina; para obtener el color, remolacha.

Sin embargo, una hamburguesa no está definida sólo por sus ingredientes, es decir, por su proteína animal, sino también por su estructura, composición, sabor, sensación y color. Desde la empresa trabajan diversos aspectos como el aroma, la textura, la visual y la cocción. Incluso cuando se pone la hamburguesa sobre una plancha a cocinar, hace ruido de bife. Detrás de esta creación hay un equipo de investigación y desarrollo que llevó adelante 25 ensayos hasta llegar al punto justo para que la experiencia de comer esta hamburguesa fuera igual a la de una de carne.


Un modelo de negocios innovador

La empresa Frizata fue fundada hace un año y lleva invertido más de 10 millones de dólares para su funcionamiento. Si bien sus creadores, Rouillón y Robledo, vienen del mundo emprendedor y ya habían fundado diferentes empresas, Frizata es un negocio nativo digital que nació bajo dos premisas.


"Empezamos a trabajar en un modelo de doble innovación, no sólo con los productos que hacemos, sino también en cómo llegamos al cliente", aseguró Rouillón.


Los productos Frizata llegan al consumidor de forma directa y sin intermediarios, es decir, eliminan las cadenas de distribución. Se adquieren a través de una plataforma online y es posible retirar el producto en algún punto pickup o mediante un delivery de la propia empresa. "Nuestros productos no están en las góndolas de supermercados ni en almacenes", aclaró Rouillón. Y las hamburguesas tampoco lo estarán.

Contactanos
  • Somos Emprendedores
  • Somos Emprendendores
  • Somos Emprendedores

© 2019 by Chic Contenidos

Perfil_2.jpg