Un emprendimiento argentino recibió US$10 millones en una ronda de inversiones


Se trata de Henry, la academia que permite a las personas estudiar tecnología con un costo inicial de cero y que, a su vez, conecta a sus estudiantes con empleadores en todas partes del mundo.


Un emprendimiento argentino acaba de recibir un fuerte impulso. Henry, la academia de tecnología que ofrece carreras a costo inicial cero y ayuda a los egresados a conseguir trabajo, logró captar US$10 millones en una ronda de inversiones, con lo que podrá impulsar su plan de seguir formando talento latinoamericano y conectarlo con trabajos remotos de cualquier parte del mundo.


La serie A fue coliderada por Kayyak Ventures y Seaya Cathay Latam y cuenta con la participación de Dila Capital, Amarena y Eduardo della Maggiora. A la lista se suman Accion Venture Lab, Matías Woloski (Fundador y CTO de Auth0), y Draper University, entre otros inversores y emprendedores del sector tech que continuaron participando luego de la ronda de inversión semilla.


De esta manera, a dos años de su nacimiento, Henry se consolida como la primera academia de tecnología de Latinoamérica 100% online y en vivo que invierte en la educación de las personas, al ofrecer educación de calidad con cero costo inicial. “Henry nace con la misión de acelerar la transición de Latinoamérica hacia la igualdad social conectando latinoamericanos con trabajos bien pagos”, comentó Martín Borchardt, su fundador y CEO.


Luz Borchardt, cofundadora de Henry, señaló que lo que se busca es llegar a cada rincón de la región con una propuesta inclusiva, de calidad, y accesible, que esté al alcance de todos. “Queremos que todas las personas tengan la oportunidad de hacer una carrera en tecnología y cambiar su realidad accediendo a una mejor calidad de vida. Estamos invirtiendo en el talento del futuro, en todo ese potencial humano que aún está por descubrirse”, afirmó.


Gracias a su modelo de financiamiento llamado “Acuerdo de Ingresos Compartidos”, Henry puede invertir en la educación de sus estudiantes que pagan un porcentaje de su sueldo cuando consiguen un empleo. Tiene más de 25.000 aplicantes mensuales, más de 5000 estudiantes y los graduados ya están trabajando de forma remota para empresas de todo el mundo. Más del 90% de los graduados consigue un trabajo en tecnología dentro de los seis meses de terminados los estudios y, en promedio, multiplica su salario cuatro veces después de haberse graduado.


Evelyn Von Bischhoffshausen, general Partner de Kayyak Ventures, describió este emprendimiento así: “Henry es una compañía que aborda los grandes problemas que tiene la educación en Latinoamérica en términos de cobertura, calidad y pertinencia. Mediante un modelo de educación colaborativo, escalable y basado en cohortes, prepara de muy buena manera a sus alumnos para enfrentarse al mercado laboral”.


Por su parte, Federico Gómez Romero, director de Seaya Cathay Latam, comentó que el enfoque de Henry para las academias tecnológicas tiene el potencial de marcar una gran diferencia para Latinoamérica, al reducir las brechas de habilidades, el acceso a la educación superior y la desigualdad de ingresos. “Con sus facilidades de pago, plan de estudios de alta calidad, educación a remoto y acceso a los mejores empleadores, creemos que la empresa está bien posicionada para tener un impacto positivo y duradero mientras lidera un mercado muy atractivo”, dijo el ejecutivo.


Más de 1000 empresas de todo el mundo han contratado el talento que egresa de la academia, desde unicornios en Latinoamérica, hasta las más reconocidas startups y grandes compañías de Estados Unidos y Europa, entre ellas, Rappi, Globant, JP Morgan, Auth0, Accenture, Mercado Libre, Kavak, Globant, Santander, Albo, Uala, Chiper, Avenida+, y Naranja X.


0 comentarios