"Simplicidad", clave de éxito para emprendedores

Dicen los que más saben que mantener la atención y energía en una sola cosa, apuntando a la sencillez, es el principio de un proyecto prometedor.



El mundo emprendedor es cada vez más vasto y rico en diversidad de propuestas, que hacen que muchas personas se lancen solas y con entusiasmo en pos del éxito. Sin embargo, los grandes obstáculos devienen de la manera de enfrentar el desafío que termina por convertirse en algo cada vez más complejo.

La clave para los especialistas es en este sentido, apuntar a la simplicidad. Una mirada que puede ayudar al éxito del plan.

Por ello, y partiendo de esta idea es que se apuntan cuatro consejos esenciales para no perder de vista:


1. Enfocarse en lo que mejor hace tu negocio



Uno de los errores más comunes que cometen los nuevos emprendedores es querer hacer de todo para todos. El problema es que hacer esto suele resultar en un trabajo mediocre en todas las áreas, en lugar de hacer las cosas bien.

Tener tantos servicios divergentes requiere de varias estrategias de negocio. Es una forma segura de diluir tus recursos. Enfocarte en una solo aspecto te permitirá innovar, y especializarte para ofrecer algo mucho mejor que la competencia.


2. Automatizar lo más posible



Las herramientas de automatización pueden ayudar a los emprendedores a usar mejor su tiempo e incluso a hacer tareas que serían demasiado complejas para ellos. Por ejemplo, una herramienta que funciona para muchos emprendedores que venden productos digitales es Kajabi, una solución todo-en-uno que hace diseño de sitios, campañas de marketing y mucho más.


3. Facilitar las cosas para tu audiencia

En un artículo para Virgin, Charlie Marshall, fundador de Loaf, explica que su empresa usa lo que ellos llaman “la prueba de mamá”. “¿Es lo suficientemente simple como para que mi mamá pueda usarlo? ¿Este boletín la haría sonreír? ¿Entendería lo que tratamos de decir? Si la funcionalidad es intuitiva para los que no son tan tecnológicos, lo más probable es que la mayoría de los clientes tengan una experiencia fácil y agradable.”

La generación de leads es sólo una área más en la que el valor de lo simple se hace evidente. Muchas landing pages presentan un formato en el que le piden a los clientes registrarse para obtener información o registrarse a un boletín. Aunque conseguir esta información es fundamental para el proceso de ventas, pedir demasiada información hace que los clientes no quieran llenar todos los campos.

Hay que solicitar únicamente la información que realmente se necesita, esto simplifica el proceso para la audiencia, mejorando las tasas de conversión. Este mismo principio aplica para los carritos de compra y cualquier otra área en la que interactúe el cliente: entre menos pasos tengan que dar, más fácil es que te compren.


4. Tener un plan para el crecimiento a futuro


Puede que ahora puedas manejar la carga de trabajo, mientras tu empresa sigue siendo relativamente pequeña. ¿Pero qué va a pasar cuando empiece a crecer?

¿Contratarás empleados de tiempo completo? ¿Traerás un socio? ¿Contratarás por fuera? Trabajar con un co-fundador puede ser una gran forma de compartir la carga para que ambos puedan especializarse en lo que saben hacer sin terminar agotados. Según información de SmallBizTrends, las startups que tienen dos fundadores disfrutan tres veces más el crecimiento de usuarios que los negocios que tienen un solo fundador.

La simplicidad debería ser la forma en la que haces negocios. Al tomar medidas para agilizar tus operaciones internas y facilitar las cosas a tus clientes, podrás mejorar la productividad y hacer un mejor trabajo para llegar a más personas.

Contactanos
  • Somos Emprendedores
  • Somos Emprendendores
  • Somos Emprendedores

© 2019 by Chic Contenidos