top of page

“Para ser parte de la solución, las nuevas economías necesitan reconocerse como parte del problema"



Referentes del movimiento de las Empresas B disertaron en un evento donde reflexionaron acerca del rol de las empresas frente a los desafíos actuales.


Sistema B Argentina, en alianza con la Dirección General de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas del Gobierno de la Ciudad, llevó a cabo el evento "Claves para la Nueva Economía: el rol de las empresas en los desafíos de hoy" el pasado jueves 8 de junio en el Auditorio de la Casa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.


Con un clima optimista y cargado de emociones, el evento estuvo dirigido a empresas y organizaciones del ecosistema de impacto en Argentina. La importancia de poner a las personas y al planeta en el centro de nuestras decisiones, tener mayor conciencia sobre la interdependencia, la necesidad de reconocernos como parte de los problemas actuales y la colaboración extrema fueron algunos de los tópicos conversados y que marcarán la agenda empresarial en los próximos años.


En el primer panel, "Estrategias de impacto y conexión global para las empresas del siglo XXI" que fue moderado por Marina Arias, Directora Ejecutiva de Sistema B Argentina y contó con la participación de Juan Pablo Larenas: Co-fundador de Sistema B y Emprendedor Social, Pedro Tarak: Co-fundador de Sistema B y promotor de Puentes Globales y Rocío González: Co-fundadora de PAPA (Empresa B) y Unpastify.


En el caso de Pedro Tarak, uno de los co-fundadores de Sistema B, organización que acompañó el nacimiento de las Empresas B en América Latina, inició la conversación visibilizando a las personas que forman parte de las empresas “Necesitamos organizaciones más humanas, que emocionen” y continuó “Para mí las conversaciones que entendemos como filosóficas las tenemos que llevar al corazón del mercado pero para darle consecuencia necesitamos estructurar preguntas como la Evaluación de Impacto B que nos permitan tener la misma conversación en los territorios concretos. No me van a decir que no vale la pena un camino que nace de las preguntas. No pasa por aseveraciones ni teorías. Las preguntas lo que permiten es reconocer y respetar la inspiración de los infinitos que las escuchan, que no significa que van a tener respuestas uniformes, sino que abren conversaciones.”


Por otro lado, su compañero chileno Juan Pablo Larenas trajo a la conversación la necesidad de una participación multisectorial para la solución a los problemas sociales y ambientales del mundo “Soy un fiel convencido de que la colaboración multisectorial es fundamental. Reconocer y celebrar el rol de las empresas, así como del estado y la sociedad civil, entre otros actores. Porque el rol de cada una de estas organizaciones es condición necesaria pero no suficiente.” y continuó “Lo que más urge como comunidad es que nos volvamos a encontrar: cómo aceleramos la cohesión social, cómo aceleramos la colaboración extrema, donde nuevamente se reconozca que cada organización juega un rol distinto. Y ahí creo que el mundo de la empresa quizás tiene una deuda” finalmente agregó “el fin es el cambio cultural. La gran pregunta es: ¿cómo aceleramos el cambio en la empresa para acelerar el cambio cultural? Verdaderamente, si queremos que nuestras ideas sean relevantes en el sistema económico tenemos que generar un cambio cultural y ese cambio se produce cuando diferentes actores de la economía están dispuestos a trabajar juntos”.


Por su parte, Rocío González: Co-fundadora de PAPA y Unpastify, quién co-fundó hace más de 10 años la Empresa B que diseña y crea productos para empresas a partir de descartes, generando oportunidades de trabajo con foco en mujeres recordó, “Cuando empezamos con mi socia Lorena, nuestro gran desafío fue contar lo que hacemos cuando no se hablaba, como hoy, del triple impacto. Creo que hubo un cambio cultural. Nuestro rol como empresa y como emprendedoras de triple impacto fue el de allanar el camino para que hoy haya muchas más empresas que hablen de eso y se genere ese cambio.”


En el segundo panel, Hernán Najenson, Director General de MiPyMEs del GCBA moderó una conversación entre, Leonardo Maldonado (Chile): Co-fundador y Co-líder de Ciudades +B, Tomás de Lara (Brasil): Co-fundador y Co-líder de Ciudades +B, y Samanta Sacaba (Argentina): Líder de Cultura, Sustentabilidad y Asuntos Corporativos de Cook Master, (Empresa B), quienes compartieron experiencias y tendencias en la construcción de la nueva economía integrando los distintos sectores de la sociedad.


Tomás de Lara comentó “la más grande tecnóloga que hay es la tierra. No hay tecnología más grande que la vida y la vida fue desarrollada, nutrida y evolucionada por la tierra. Son 4000 millones de años de pura colaboración e interdependencia” y continuó “nuestra economía está muy basada en una cultura de aislamiento. En la naturaleza no hay sectorialidad: todo se conecta y se premia a aquellos organismos vivos que logran ser interdependientes, colaborar, optimizar los recursos. Tenemos que traer esos aprendizajes a la economía y las relaciones sociales.” Ciudades +B ha desarrollado proyectos de integración público-privado, llevados a cabo en Ciudades como Río de Janeiro, Santiago de Chile y la misma Ciudad de Mendoza, entre más de 7 ciudades alrededor del mundo que se han sumado en pos de colaborar con los ODS.


A la hora de hablar del cambio de paradigmas su par, Leonardo Maldonado, reflexionó “Queda mucho camino por recorrer. Hemos avanzado, sí. A mi juicio la revolución que estamos viviendo hoy en día es que estamos empezando lentamente a asumir que para poder ser parte de la solución, necesitamos reconocer que somos parte del problema y eso es mucho más difícil”. Para cerrar invitó a reflexionar, “¿Cuál es la gracia de participar de iniciativas público privadas que cuiden el bienestar común?, la posibilidad de seguir existiendo, de tener futuro. No basta que uno diga que está comprometido con el bien común, hay que comprometerse en serio sino te quitan el piso. La oportunidad de ser buenos vecinos y mejores ancestros está en la mano, hay que aprovecharla”.


Siguiendo con la conversación, Samanta Sacaba de Cook Master, una Empresa B que brinda alimentación a distintas instituciones, entre ellas cárceles, y articula con personas privadas de su libertad, compartió su experiencia como empresa que genera impacto positivo “No nos preguntamos si la persona que está detenida va a salir en libertad, nos preguntamos cómo va a salir en libertad. Porque hay grandes posibilidades de que esas personas salgan de las cárceles en iguales o peores condiciones. Nos animamos a intervenir en la vida de esa persona, en su familia, en la vida de delito, de falta de oportunidades. No poniendo a los presos en un lugar de víctima, sino pensando en el todo: pensando no solo en esa persona y su familia, sino también en vos que sos su vecino o vecina, que sos parte del planeta”. En la actualidad Cook Master tiene dos modalidades de trabajo; por un lado, las escuelas de gastronomía para la formación de personas dentro del complejo penitenciario y, por el otro, el empleo de personas que salen en libertad dentro de la misma empresa u otras que forman parte de la Red Creer, fundada por Cook Master. Para terminar, Samanta agregó: “de todas las personas que pasaron por el programa de la Red Creer tenemos una reincidencia medida, que es el 1%. Creemos que el factor fundamental es hacernos cargo, no mirar para otro lado y saber que también es nuestro problema”.


Este evento fue posible gracias al apoyo de empresas comprometidas con el cambio y el impacto positivo: EcoFactory, Grupo Mitre, Mind&Process, Nespresso, IT Patagonia, PSA, RDA Mobility, Santex, TRASA y Urban.


El evento fue carbono neutral y la medición de la huella de carbono estuvo a cargo de la Empresa B Kolibrí.

0 comentarios

Comments


bottom of page