Panorama internacional incierto… ¿Y por Mendoza, cómo estamos?


Por Jorge Nelson Ripa


Sigue la guerra comercial entre Estados Unidos y China a pesar de la pandemia y si quizás, hasta sea parte y causa de ella. El grado de nuestro desconcierto de los nuevos mercados globales es total, hay un muy confuso escenario.


Estados Unidos, con un nivel incomparable de desempleados y fuerte ayuda Federal. En la Unión Europea, se abrió una puerta a lo desconocido post pandemia en la Política Agraria Común, uno de los pilares esenciales de su sistema institucional. Ahora que los requerimientos de ayudas, son de todos los sectores por igual, el turismo se sumó a los pedidos. ¿Podrá seguir la UE con los amplios subsidios agrarios?


Los Estados, todos ellos y en todos los continentes, mas allá de los diferentes bloques comerciales, están considerando tomar una participación en el capital de empresas estratégicas para garantizar con su aporte al buen funcionamiento de la economía. Otros se niegan absolutamente a prestar asistencia a las grandes empresas y solo ayudan a los trabajadores o a las pymes, por caso Brasil y su nuevo plan BEM.


Y lo mismo pasa en Argentina las estrategias están inspiradas en ayuda para trabajadores y ayuda primaria para Pymes. Y así podríamos detallar, uno a uno, las ayudas del Estado en varios países, tal cual lo dispuesto también en Chile.

Jorge Nelson Ripa (en Twitter @jnripaint)

Pero nos interesa poner el punto y resaltar, que todos los economistas y estudios sobre la materia dan cuenta que la cantidad de empleos, de empresas y emprendimientos que quedaran en el camino post pandemia, no tiene comparación, ni con las peores cifras de los últimos 20 o 30 años.


En la actualidad, la clave además de la ayuda del Estado, será el incentivo a la repatriación de los grandes capitales de argentinos en el mundo o inversiones de extranjeros directas y para ello, el Estado debe empezar a otorgar créditos, ayuda y subsidios en función de la integración y en la asociación de los tres pilares básicos de la economía que viene: trabajo, producción y comercialización.


Sobre nuestra Mendoza, venimos opinando y dijimos: Certezas no hay, sentencias definitivas tampoco. En la actualidad, solo incógnitas e interrogantes, sobre cómo sobrevivimos el presente y pensamos el futuro.

Lamentablemente no vemos a la política dejar de lado la grieta, al contrario la siguen profundizando y algunos no están a la altura de las circunstancia, de lo que nos toca vivir.

Es importante auxiliar y en su caso subsidiar, pero debemos direccionarlo a a los nuevos programas, herramientas e instrumentos, cuya esencia y función principal sea la de promover la consolidación del desarrollo social y económico integrado (trabajo, producción y comercialización), apostando al crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.


Nuestros dirigentes en Mendoza, están obligados, por distintas circunstancias a proponer y promover nuevos programas, diferentes y mas allá de lo nacional. Quizás mas que insistir en cambiar la matriz productiva, en lo inmediato sea mas importante, incentivar otros programas, apostar a una mayor producción y cambiar la matriz de comercialización.


Estamos hablando de cooperativas, de clúster, de fideicomisos ordinarios y/o financieros y de otras herramientas e instrumentos que habrá que impulsar desde lo legislativo.


A lo señalado expresamente, debemos sumar las Instituciones y Organismos, que supimos acumular a lo largo de los años y demostrar que son eficientes en trabajar para Nuestra Mendoza.

Estamos hablando que el Gobierno de Mendoza debe poner al servicio de la economía que viene, entre otras Instituciones y Organismos provinciales vigentes, al Fondo de la Transformación (debe aportar todos sus recursos); Cuyo Aval (contribuir avalando fondos de créditos nacionales o provinciales) ; ProMendoza (poner todo el esfuerzo en la integración de productores y comercializadores de nuestro mercado interno) y Mendoza Fiduciaria (aportando inmediatamente a la constitución de fideicomisos ordinarios y financieros).


Además se cuenta con el IDITS y sus regionales; el IDC Instituto de Desarrollo Comercial y otros, múltiples Institutos y Organismos, a los que les llego el tiempo de demostrar su quehacer efectivo.


Con los índices e indicadores de catástrofe, señalados por economistas propios e internacionales, está claro, que en Mendoza tenemos que desarrollar acciones inteligentes y crear instrumentos adecuados, para remodelar una nueva economía resiliente. Y tenemos que poner al servicio de nuestra economía, a las Instituciones y Organismos mencionados.

Debemos procurar en Nuestra Mendoza, una nueva economía integrada en el trabajo, la producción y la comercialización, adonde sumemos y atraigamos a la inversión.

0 vistas
Contactanos
  • Somos Emprendedores
  • Somos Emprendendores
  • Somos Emprendedores

© 2019 by Chic Contenidos