Mujeres emprendedoras se destacan en la economía social

En el 2021, recibieron el 68% de los aportes económicos y encabezan el mismo porcentaje en unidades productivas.

Durante el año 2021, el 68% de los aportes económicos fueron destinados a emprendimientos encabezados por mujeres. La información se desprende del informe anual de la Dirección de Economía Social de la Provincia. Este organismo público apunta a generar y sostener el trabajo genuino, capacitación y construir un entramado social conformado por unidades solidarias.


El aporte a las mujeres se concretó dentro del programa de ayuda económica a las unidades productivas, inscriptas en el Registro de Unidades de la Economía Social y Solidaria (RUESyS). Durante el 2021 pudieron entregarse 359 apoyos económicos, por un monto total de $6.784.000, a lo que se suman transferencias de $600.000 a Malargüe y General Alvear y que totalizan $ 7.384.000.


Autoempleo y ayuda familiar

Dentro de los emprendimientos registrados, 69% posee características de autoempleo, es decir, es fuente principal de trabajo de los involucrados, y 27,8% de los emprendimientos cumple la función de ayuda familiar.


En cuanto al rango de edades, se desprende que 52,5% de los registrados tienen entre 18 a 30 años; 30%, entre 31 a 50 años, y 17%, más de 50 años.


En relación con las formas de comercialización, se destaca que 27,7% recibe medios de pago electrónico y 19,6% se encuentra formalizado a través del monotributo.


De las unidades productivas registradas, 79% corresponde a la elaboración de productos y 21% a servicios.

Estadísticas para planificar políticas públicas

Actualmente se encuentran registradas 5.678 unidades productivas de la economía social y popular. Representa un promedio de 22.812 personas que desarrollan en Mendoza alguna actividad relacionada con la producción, comercialización de productos y servicios de la economía social y popular.


El registro de las unidades productivas de la economía social y solidaria es la única fuente de estadísticas, que cuantifica condiciones, características, formas de organización, productos, servicios e intervenciones sociales. También es el único registro de la economía social y popular, que permite reconocer la amplitud de los actores involucrados y, principalmente, la planificación y desarrollo de políticas públicas acordes con la población.


Del total de unidades registradas, 17,5% corresponde a emprendimientos familiares; 73,7%, a emprendimientos individuales; 2,4%, a grupos asociados; 2,7%, a mutuales; 2,2%, a artesanos folclóricos; 0,5%, a organizaciones sociales; 0,3%, a cooperativas de la economía social; 0,1%, a comercializadoras solidarias y 0,1% a empresas recuperadas. Se destaca que el 68,4% de las unidades productivas están encabezadas por mujeres.


0 comentarios