Los emprendedores de hoy y del mañana

Por Dr. Jorge Nelson Ripa – www.ripa.com.ar



Desde el momento que recibí la invitación de Somos Emprendedores, de escribir una nota, pensé en cuanto les afectaría a -justamente- los emprendedores, estos tiempos de pandemia.


Un emprendedor, se enfrenta al desafío de permanecer, de crecer, de desarrollarse o desaparecer. Y para evitar esto último, qué mejor que proponerles nuevas herramientas e instrumentos que lo ayuden a evitarlo.

Los que compartimos desde siempre, que el emprendedor, es aquel que primero visualiza las oportunidades, ya sea en tiempo normal o de crisis y va contra viento y marea atrás de sus ideas y sueños; comprendemos también que es aquel que necesita, quizás más que nadie, de colaboración.


Lo que viene no es tan solo poner en práctica sus sueños e ideas, lo que viene es la oportunidad de ir por los espacios vacíos. Muchas personas, jóvenes y muy preparados, se quedarán sin empleos, entre ellos los tradicionales. Ni hablar de aquellos que estaban en turismo, gastronomía o empleados en cientos de Pymes de todo rubro, pequeñas o medianas, que quedaran en el camino. Bien, entonces allí está el momento de emprender.


Los que ya venían haciéndolo, quizás encuentren nuevos horizontes para crecer y aquellos que ni lo pensaban, quizás esta sea su hora. Las empresas que quedaron en el camino de la pandemia, necesitaran empezar con muchos emprendedores asociados. Esto es simple, al principio es muy difícil, empezar contratando gente.


El emprendedor, empieza siempre solo y luego de implantar su idea, proyecto o sueño, requiere del impulso externo inversor o del apoyo Gubernamental. Nosotros aquí queremos detenernos en la inversión externa.


Aquellos que siempre trabajamos en la internacionalización, fundamentalmente de las Pymes medianas y grandes, pensamos siempre en el desarrollo y crecimiento de las importaciones de bienes de capital y en las exportaciones de productos elaborados, para ello desarrollamos estrategias a tales fines.


Hace unos 30 años creamos, propusimos y desarrollamos instrumentos tales como: portales de comercio electrónico, catálogos y rondas de negocios virtuales, oportunidades comerciales ETOS; etc. Hoy todo eso está hecho y muy desarrollado en el mundo, no se puede ni se debe hacer más de lo mismo.

Nuestro programa de Asociatividad Empresarial Internacional, presentado en el 2002, en medio de otra gran crisis de Argentina, era y lo sigue siendo hoy, la respuesta a la consolidación de los mercados externos y a la falta de inversión de capitales genuinos. El programa sintetiza la integración entre las distribuidoras y comercializadoras extranjeras y nuestras empresas de producción. Programa que instrumentamos a través de Fideicomisos ordinarios o financieros.



Ahora bien, dadas las actuales circunstancias, esa visión y parte de aquellas propuestas, podemos trasladarla a los múltiples emprendedores locales, que hoy están padeciendo esta excluyente crisis o de aquellos emprendedores que se incorporaran con sus ideas al mercado local, que seguramente van a emerger, hoy, mañana y post pandemia.


Lo que estoy proponiendo para los emprendedores, es asociatividad empresarial, lo que tendrá que ser acompañado por el Gobierno y los múltiples organismos e instituciones, de carácter público – privado, que por ejemplo existen en Mendoza, llámense Fondo de la Transformación, Pro Mendoza; Mendoza Fiduciaria; Cuyo Aval y otros más, (varios más). Los cuales pueden sumar y potenciar con créditos y subsidios esas herramientas e instrumentos y ponerlos de inmediato al servicio de los emprendedores locales.


Ayudando a los emprendedores, ayudaremos también a la mayoría de las medianas o grandes empresas, que subsistan después de esta crisis mundial sin antecedente. Allí tendrán las medianas y grandes empresas, entre los emprendedores, asociados altamente calificados, con ideas innovadoras.


Desarrollar prontamente un Banco de Datos, un Registro de emprendedores, de todos los rubros, es primordial para lograr un impulso inicial. Y dotémosle de programas de asociatividad local y que puedan instrumentarse entre otros, por medio de fideicomisos.

Quizás, soñando en futuro, hasta algunos de ellos puedan luego desarrollar con las empresas asociadas los propuestos por nosotros a nivel internacional, títulos valores, que coticen en bolsa y sean apreciados – adquiridos, por inversores privados y fondos de inversión, ávidos de nuevos negocios y emprendimientos.


Es muy difícil el camino del emprendedor y si antes lo elegían por múltiples razones: libertad, creatividad; etc; hoy quizás tengan que ponerse en marcha por necesidad de incorporar recursos a su economía de subsistencia.

Entramos sin duda, en la era de la digitalización, la que nos sorprenderá por su ritmo arrollador día a día en los tiempos que vienen. Entonces es la oportunidad de emprender y crecer asociados.


Hay nuevos caminos para los emprendedores. Tenemos que dotarlos de nuevas herramientas e instrumentos.

Es nuestra obligación aportar a ello. Y será la obligación de nuestros gobernantes, funcionarios y legisladores, facilitarlo. Pongamos en manos de los emprendedores, las herramientas e instrumentos para no dejarlos solos y abandonados en la batalla contra la pandemia. Esa batalla, que es la de todos.

114 vistas
Contactanos
  • Somos Emprendedores
  • Somos Emprendendores
  • Somos Emprendedores

© 2019 by Chic Contenidos

Perfil_2.jpg