La tendencia que crece en la gastronomía mendocina

Productos de primera calidad y amigables con el medio ambiente son los requisitos de los chefs locales.

Productos de estación, orgánicos en algunos casos, frescos, listos para servir, variados y que no impliquen grandes desechos, son algunos de los requisitos que hoy buscan los chefs de los restaurantes de Mendoza para cocinar de forma rápida y saludable.


A través de una recorrida gastronómica por la provincia cuyana, puede observarse que las tendencias han cambiado y los grandes productores se fueron adaptando a ellas.

Sin ir más lejos, Bröd, Quick Salad, The Nook y Zitto fueron algunos de los referentes que revelaron los secretos de sus platos.


Sebastián Flores, socio y chef de Bröd, resaltó que en esta bakery se busca trabajar con productos que tengan cierto grado de “consciencia, prolijidad, pero por sobre todo frescura, ya que se trata de productos locales”.


A su vez, Victoria Colombi, socia fundadora de The Nook, destacó que la elección de los productos frescos, sobre todo de los vegetales, está directamente ligada con “la calidad, la frescura y el color que le aportan a los platos”. “Poseer variedad fresca y limpia facilita nuestro trabajo, porque la gente busca inmediatez”, agregó.


Por otro lado, Miriam, la chef de Zitto, destacó que evitar el desperdicio también resulta fundamental en los tiempos que corren. Y al mismo concepto se acopló Quick Salad.

De hecho, según contó Belén Samartano, representante de Ríe La Huerta -vegetales frescos-, la empresa nació en base a esta demanda gastronómica de la provincia. “Ríe surgió con el objetivo de ofrecer una alternativa de vegetales frescos, diferenciados en calidad y variedad. Una solución para que se más fácil incorporar verduras frescas a la alimentación”, especificó.


Es así, como la marca que hoy lidera el mundo de los vegetales frescos tiene su propia línea orientada a la gastronomía. “Son cultivos que requieren otros cuidados y tiempos, tanto en la producción en el campo, como en la cosecha y poscosecha, hasta llegar al restaurante”, contó Samartano.

Y agregó: “Estamos hablando de brotes, hortalizas baby, flores comestibles, kale, radicchio, hojas de mostaza, mizuna, aromáticas frescas, entre otras”.


Otro distintivo de la marca, no menor, justamente es colaborar con los tiempos de la cocina. Ya que la misma produce alimentos lavados, listos para servir. Evitando así, el desperdicio de materia prima y el trabajo manual.

0 comentarios