top of page

Fran Coffee Makers: el café mendocino que nació luego del antojo en un embarazo


Carla y Leandro son un joven matrimonio que lleva adelante Fran Coffee Makers, un café

cuyos dueños son verdaderos fanáticos del producto, y apuntan continuamente a la

perfección de absolutamente todo lo que se vende –y también de lo que no- en sus ya tres

sucursales.


De Fran Coffee Makers todos los meses egresan baristas listos para poder trabajar donde

lo deseen. Las prácticas son realizadas con maquinaria importada al nivel de las mejores

cafeterías especialidad en el mundo.


Pero, ¿cómo nació este proyecto? SURACI - Evolución de Empresas conversó con sus

hacedores para conocer sus inicios.


- ¿Cómo y cuándo nació Fran?


- Fran nació en 2016 y empezó por un antojo, con nuestros embarazos. Cuando me quedé

embarazada de nuestra primera hija, Francesca, tenía la necesidad de salir a desayunar sí

o sí afuera. Siempre me gustó el té, pero empezó a darme náuseas. Así que era

levantarnos, prepararnos y salir rápidamente a desayunar al Centro.

Íbamos religiosamente todos los días, y nos dimos cuenta que los lugares siempre tenían lo

mismo (el café con dos tortitas o dos medialunas) pero que el café siempre era diferente: o

muy tostado, o muy aguado, o muy fuerte, o muy espumoso, o muy “cafesoso”. De un día a

otro era tomar un tipo de café diferente pese a hacerlo en el mismo lugar. No lo podíamos

entender.


- ¿Cuántos lugares visitaron aproximadamente?


- Lamentablemente, antes no había tantas ofertas para salir a desayunar o merendar salvo

la Peatonal y un par de lugares más que parecían como de antaño. Ahora hay chicos de 16,

17 o 18 años que salen a tomar café, a desayunar o brunchear, pero antes era algo de

gente grande.


- ¿Esa experiencia fue la que los impulsó?


- Finalmente, decidimos abrir nuestra propia cafetería con todo lo que nos gustaba, desde

las tazas, platos, tipos de pan, a por supuesto la calidad de café que nos gustaría tomar. No

queríamos poner una cafetería más, queríamos poner una cafetería diferente.



- ¿Cómo fue la búsqueda del primer local?

- Nosotros ya teníamos un kiosko propio funcionando en calle Las Heras, en el Centro, y

decidimos re ambientarlo para convertirlo en café y abrir el primer Fran. No sabíamos nada

de café, pero no fue problema, nos formamos seriamente. Antes tampoco sabíamos nada

de kioscos, y sin embargo nos iba muy bien.


- ¿Cómo fue esa formación?


- Mientras la arquitecta convertía el kiosco en el primer Fran, hicimos de mistery shoppers y

probamos, literalmente, durante tres meses, todos los cafés de Mendoza, incluso a

restaurantes que servían café, y hasta el de los bicicleteros. Estudiamos el servicio, las

máquinas, la calidad, la vajilla, los proveedores. Todo.


Al poco tiempo, un barista conocido y súper formado, a punto de irse a España, nos dijo “Yo

les enseño todo lo que sé”. Nosotros en ese momento no sabíamos ni qué significaba la

palabra barista. Luego éramos los primeros en hacer latte art, que son los dibujitos sobre el

café. Gracias a él se empezó a formar más la idea hacia lo que queríamos. También fuimos

los primeros en trabajar con palta y en traer Nutella para hacer waffles.


“Se nos ocurrió el servicio take away muy previo a la pandemia, pero no conseguíamos ni vasos para comenzar a ofrecerlo porque no existían en Mendoza”.


- ¿Qué café eligieron?


- Trajimos café de afuera con los mejores puntajes, y formamos baristas que supieran

trabajar especialmente con ese café. Primero nos formamos nosotros, toda la familia, con

cursos que se abonaban en dólares. De hecho nosotros fuimos nuestros primeros

empleados. Hoy en día seguimos formando baristas que trabajan en todo Mendoza.

- Podría decirse que son realmente fanáticos de la marca…

- Nosotros podemos estar horas hablando de Fran porque lo amamos, pero la experiencia

definitivamente es sensorial, y nosotros somos fanáticos de eso. Sabemos qué leche tiene

mejor gusto según su envase y es la que traemos, y jamás hacemos café con agua de grifo.


- ¿Cómo fue la decisión de expandirse como franquicia?


- Muchos nos preguntaban desde un comienzo si Fran era franquicia, y sabíamos que eso

era muy bueno, y nos enorgullece. Al principio nos costó tomar la decisión de expandirnos

como franquicia, porque uno es muy celoso de sus cosas, de sus proyectos. Nos costó

mucho encontrar el tipo de café de calidad y de especialidad que teníamos en mente hasta

finalmente lograrlo, pero después entendimos que hay mucha gente que también le puede

poner el mismo amor, cuidado y atención a una marca ya instalada.


☕En la actualidad se puede encontrar un Fran Coffee Makers en Av. Las Heras 333,

Belgrano y Gutiérrez, y Estación Torreón. Su plan de expansión a través de SURACI

contempla nuevos locales en Mendoza, como así también en otras provincias e incluso

países.


¿Estás interesado en invertir en Fran Coffee Makers y adquirir una franquicia? Conocé su

ficha técnica.

¿Querés saber si tu marca puede convertirse en una? Consultá acá.

0 comentarios

Kommentare


bottom of page