top of page

Emprendedores argentinos hablaron sobre las dificultades de trabajar en el país


La red Endeavor celebró su cocktail de fin de año con múltiples personalidades de los negocios y startups.


El martes a la noche tuvo lugar el cocktail de fin de año de Endeavor, la red que agrupa a emprendedores de Argentina y el mundo que tienen impacto económico y social en sus regiones, celebrado en Rüt Haus, del cual participaron cientos de representantes de empresas y startups como Globant, Mercadolibre, J.P. Morgan, Ualá, EY, el Banco Hipotecario, entre muchas otras.


En el marco del evento, diferentes representantes de importantes empresas compartieron su visión sobre la actualidad nacional y el porvenir del país desde la óptica de sus respectivos negocios.


“Tener una empresa en Argentina es una actividad muy desafiante, es estar enfrentando dificultades continuamente”, dijo Guibert Englebienne, co-fundador de Globant y presidente de Endeavor Argentina.


“Hay desafíos de todas las clases, es como correr una maratón de obstáculos -dijo el empresario-, si bien no es fácil, aún así buscamos cómo destacar a los emprendedores que a pesar de todo lograron que les vaya bien, para así generar un intercambio de experiencias con las cuales otros puedan aprender que es posible emprender en Argentina”.


“Nosotros no pertenecemos a la red, sino que la red hace a quienes somos”, dijo Englebienne en referencia a Endeavor y agregó que para él es más importante dar que recibir y que celebra que constantemente se encuentra con emprendedores que se preocupan por ayudar a otros.


En lo que respecta al futuro, dijo que no ve a la clase política preocupada por generar respuestas para la gente que trabaja, “no veo que nada de eso vaya a cambar, así que te diría que no espero mucho para el 2023″, sostuvo.


Por su parte, María Julia Bearzi, directora ejecutiva de Endeavor Argentina, resaltó el “ecosistema” que genera la red de emprendedores, “virtuoso y vibrante en todo el país”, gracias a la cual es posible emprender en Argentina pese al “montón” de dificultades que hay, entre las que destacó: “El acceso a capital, a la conectividad, la falta de reglas claras e inamovibles y una coyuntura siempre compleja”.


“Pese a ello, los emprendedores argentinos pueden demostrar que siempre es posible; hay una analogía que me gusta, que es la de pensar al emprendedor argentino como al protagonista de una película de acción, donde todo es riesgo, adrenalina e incertidumbre, pero a pesar de ello al final sale victorioso”, dijo Bearzi.


“En cuanto al futuro me gustaría que los políticos se involucraran más, que los gobernantes tuvieran como una de sus causas promover la cultura emprendedora en la Argentina, que esto no quede en medio de la grieta, ese es mi deseo para el porvenir”, agregó Bearzi.


En tanto, Maia Eliscovich, chief commercial officer de Ualá Bis, dijo que una de las principales preocupaciones de los emprendedores en Argentina y en América Latina es la inflación, “la suba de precios es uno de los problemas que más escuchamos en boca de nuestros clientes”, manifestó quien representa a la división para negocios de una de las fintech estrellas del país.


“Todo lo que podamos hacer para que sus costos sean más bajos, nos lo agradecen un montón, y es ahí donde a nosotros nos gusta trabajar, para potenciar el crecimiento de más emprendedores”, agregó Elisovich.


Vanesa Duran, presidenta de Vanesa, la empresa que se dedica a la venta directa de semi-joyas y que vende door to door productos de marcas como L’Oreal, Maybelline, Vogue y Garnier también se refirió al tema.


“Emprender en Argentina es un desafío diario, cada día cuando te vas a dormir, no sabés con qué te podés encontrar a la mañana siguiente; es complicado porque las reglas no son claras, vivimos en una incertidumbre constante que por suerte podemos paliar gracias a acciones como esta”, dijo Duran resaltando la importancia de la red de Endeavor.


Su visión del futuro por ahora es un tanto temerosa, “no sabemos con qué tipo de gobierno nos vamos a encontrar en el 2023, pero creo que la realidad actual no va a cambiar mucho, seguiremos sin dólares y sin tener en claro quien puede importar y quién no. Pero a pesar de eso, con inteligencia financiera y económica, los emprendedores podremos salir adelante y atravesar airosos lo que viene”, indicó Duran.


“Creo que es muy distinto a cualquier otro lado, emprender en Argentina tiene sus pros y contras, altibajos, cambios constantes, cambios en las reglas, pero a la vez es una oportunidad para que los emprendedores usen este mercado como un laboratorio para luego salir al mundo más fortalecidos”, dijo Julián Gurfinkiel, co-fundador de Turismocity.


“Si bien acá hay desventajas, en nuestro caso nos fue mucho más fácil formar equipos sólidos en Argentina que en otros países como Chile, Uruguay o Brasil, porque acá el talento sobra; además existe un ecosistema de emprendedores muy bueno que ayuda mucho”, agregó Gurfinkiel.


Por último, el empresario turístico dijo que para el 2023 espera “que por primera vez en muchos años no haya nuevos impuestos a los viajes, ni nuevas restricciones, que sea un año normal, para así poder poner nuestro foco en más productos para los usuarios y no tener que estar adaptándonos a nuevas reglas”.


“Pero a ver, eso suena muy negativista, más allá de eso creemos que el año que viene será positivo, con mucho crecimiento de la mano de la recuperación de los viajes internacionales luego de la pandemia, en nuestro caso desde hace dos meses que superamos los niveles de 2019, y creemos que esto seguirá creciendo de la mano de la pérdida del miedo a viajar por parte de la gente y de un mundo sin restricciones a los vuelos”, concluyó Gurfinkiel.

0 comentarios

Comments


bottom of page