top of page

El futuro de la contratación: habilidades vs. titulaciones


Según LinkedIn, los empleadores que incluyen las responsabilidades en vez de “requisitos” reciben un 14% más de solicitudes. Dejar de lado requisitos obsoletos, medir habilidades y ponderar el compromiso por el aprendizaje son algunos de los consejos.


A medida que avanzamos hacia un futuro postpandemia, con un creciente número de puestos vacantes, los empleadores siguen luchando para llenar los vacíos. ¿Se puede pensar en contratar por habilidades y no por titulaciones? Adecco Argentina, líder mundial en consultoría integral de recursos humanos, comparte algunos consejos acerca del tema.


El nivel de educación requerido para un puesto limita la cantidad de solicitantes que recibe una oferta laboral. La mayoría requieren de un título universitario o similar, pero no todos los trabajadores cumplen con este requisito. Para aumentar el grupo de solicitantes, encontrar postulantes calificados y dedicados, y abordar la escasez de trabajadores, es clave evaluar el nivel de formación requerido para realizar el trabajo, haciendo foco en contratar por habilidades y no por titulaciones.


Cómo afectan las titulaciones en el proceso de contratación


Hoy en día los títulos por sí solos ya no son suficientes para garantizar que alguien esté listo para el puesto, especialmente en industrias especializadas. Las habilidades demostradas pueden asegurar a quienes contratan que los posibles empleados pueden gestionar las responsabilidades y tareas diarias. Sin embargo, no se puede dejar de lado la necesidad de títulos en muchos puestos de trabajo, lo que puede afectar negativamente la cantidad de solicitantes para una empresa. Cuando se soliciten titulaciones para trabajos que no necesariamente los requieran, se disminuye:


El talento disponible: los empleadores aún confían en requisitos de educación obsoletos para evaluar a los posibles empleados, lo que desalienta a los candidatos incluso a postular. Con la falta de opciones cualificadas entre las que elegir, los puestos vacantes pueden permanecer sin cubrir durante semanas o incluso meses, lo que aumenta la carga de trabajo de los empleados actuales y tiene un impacto negativo en los presupuestos de contratación con el tiempo.


El potencial de diversidad: en los últimos años, la diversidad y la inclusión se han convertido en consideraciones importantes, sin embargo, contratar un grupo diverso de talentos es difícil cuando se selecciona a los solicitantes de títulos de licenciatura en lugar de observar sus conjuntos de habilidades.


En lugar de limitar las contrataciones avaladas por un título, se pueden encontrar trabajadores con más talento y dedicación que se ajusten a las necesidades de la empresa si se decide enfatizar sus habilidades y otras calificaciones.


¿Cómo implementar la contratación por habilidades?


A continuación, Adecco comparte algunos métodos para implementar la contratación por habilidades y no por titulaciones.


  • Revisar los puestos de trabajo estándar. La mayoría de las empresas no escriben nuevos puestos de trabajo para cada rol vacante. Los empleadores suelen copiar y pegar la sección de “requisitos” porque, en general, esas son las cualidades que busca en todos los solicitantes. Debido a esto, el requisito de título obsoleto todavía aparece en publicaciones que no debería. Hacer cambios tan simples como modificar la palabra “requisitos” por “responsabilidades” puede tener un impacto positivo. Los datos de LinkedIn han demostrado que los empleadores que enumeran las responsabilidades en las descripciones de los puestos sin incluir una sección de requisitos reciben un 14% más de solicitudes que los que no lo hacen.


  • Implementar formas de medir las habilidades. Para asegurarse de que los posibles empleados puedan cumplir con los requisitos laborales diarios, una entrevista final podría incluir una prueba de habilidades según el sector. También se pueden medir las habilidades a través de soluciones más sencillas, como preguntas detalladas durante la entrevista laboral.

  • Preguntar acerca del compromiso con el aprendizaje continuo. Durante las entrevistas, se aconseja preguntar sobre el interés en aprender más para evaluar si están dispuestos a continuar su formación en la empresa. Además de ayudar al reclutador a decidir si un candidato es una buena contratación o no, los beneficios educativos son un gran atractivo, por lo que es beneficioso para todos. Además, ofrecer al personal cursos relevantes para la industria impacta positivamente en la retención y lealtad de los trabajadores. Las oportunidades educativas y los programas de capacitación son vitales para desarrollar una cultura empresarial y garantizar un crecimiento profesional continuo para todos los empleados.

Si bien un título no es siempre necesario, la educación y la capacitación a través de escuelas profesionales y programas de certificación pueden ser indicadores suficientes de que un solicitante está cualificado para el puesto. Aquellos que tienen diplomas técnicos o de carrera en campos específicos pueden estar más cualificados para los roles de la oferta de empleo que alguien con un título en negocios.


0 comentarios

Comentários


bottom of page