top of page

Desembarcó Andina, el proyecto de luxuryponchos catamarqueños que triunfó en París




Con una jornada colmada de momentos sorpresivos y en la que hubo conjunción entre la

moda, el lujo, la naturaleza, la arquitectura y las técnicas ancestrales, 30 mujeres

mendocinas (y algunos invitados especiales) disfrutaron de la presentación de Andina,

una marca Argentina que busca empoderar y dar visibilidad al trabajo de mujeres de la

puna catamarqueña, conectando técnicas ancestrales de artesanías con las tecnologías

más disruptivas del mercado.


De la mano de Florencia Sosa y Florencia Bovo, dos amigas íntimas que se conocieron

en la Universidad y que soñaron juntas el proyecto, los exclusivos invitados disfrutaron de

un desfile de modas, presentaciones artísticas, un menú increíble maridado con excelsos

vinos, y la mejor música ambient.


“Desde que nos hicimos amigas, y mientras cursábamos nuestra carrera, estábamos en la

búsqueda de nuevos proyectos que nos desafíen como jóvenes y emprendedoras. Nos

interesan las ideas que aporten innovación tecnológica con impacto social, y que puedan

representarnos como argentinas en el mundo. Creemos en la fuerza y potencial de las

mujeres y los obstáculos que aún existen en regiones de escaso acceso a internet y late

adopters. Queremos contar sus historias de vida y colaborar para que su trabajo sea

reconocido y revalorizado”, cuentan las anfitrionas, al mismo tiempo que celebran el éxito

y la sensación que estos ponchos causaron en las pasarelas de las últimas ediciones de

la semana de la moda en París.


La organización general estuvo a cargo de la agencia Masses Kolton, y las invitadas, que

concurrieron con outfits “total white”, fueron mujeres que son referentes y están

relacionadas al mundo del vino, la comunicación, la hotelería, la gastronomía y el

empresariado. Todas compartieron charlas y brindis, hasta que la música y un impactante

show de fuegos anunciaron el comienzo del desfile, con modelos de Booq Agencia,

producido por María Montes de Oca y con el estilismo de MUCHO Peluquería, en el que

por primera vez se pudo apreciar la delicadeza de los ponchos de Andina en la provincia

de Mendoza.


Los modelos desfilaron prendas de las marcas mendocinas Capote y Crudo, que se

unieron y complementaron a Andina para lograr looks para el recuerdo que comulgaron

perfectamente con la naturaleza del lugar.


La performance de Choiqu’e, el actual proyecto del músico y productor mendocino Lea

Escames Fernández, enriqueció la velada. Lea es un explorador de las conexiones entre

culturas ancestrales y el ser humano actual, sus acciones y consecuencias en la

naturaleza.


En su formato DJ & LIVE SET Choiq’e, ofreció un mix de ritmos y beats electrónicos,

combinando vientos andinos, percusión latinoamericana y músicos tocando "en vivo".


Chozos Resort fue el lugar elegido para tan selecto momento, y luego de ver a los

modelos desfilar entre la naturaleza autóctona, todos fueron invitados a pasar al flamante

restaurante, un exquisito espacio que realizó un pre-opening para la ocasión. Justamente

fue el momento elegido por Nicolás Armentano, responsable del proyecto, para anunciar

que la apertura está cada vez más cerca, y que el mismo estará a cargo de la chef Nadia

Harón.


Antes de comenzar la cena, y en un ambiente distendido, Florencia Sosa y Florencia Bovo

presentaron oficialmente la marca, y con un emotivo video, explicaron los pormenores del

proyecto.


Un menú espectacular


Con el fin de “traer a Catamarca a Mendoza” desde lo gastronómico, Nadia Harón y su

equipo deleitaron a todos con tortillas al rescoldo, mini cazuelas de jigote catamarqueño y

empanadas catamarqueñas para la recepción.

Como entrada, una ponderación con queso de cabra y arrope de chañar se llevó

aplausos, y luego un típico mote catamarqueño de vegetales fue alabado por su sabor y

presentación.


Como principal, hubo estofado de pelones y bondiola, y el broche de oro fueron los

gazantes catamarqueños con nueces glaseadas.

Por supuesto, el maridaje descolló, con los vinos de Dragon Back, zumos naturales, y

limonada.


Un producto regional e histórico empapado de impronta tecnológica


“Empoderar mujeres artesanas de la puna catamarqueña ayudándolas a integrar la

tecnología y ganar competitividad en el mercado es uno de nuestros principales objetivos

al cranear Andina”, dice Flor Sosa.


“Creemos en el enorme valor que aporta la tecnología para la conservación y

preservación de saberes ancestrales, permitiendo un diálogo intergeneracional y

conectado mujeres argentinas de zonas inhóspitas con el mercado global y el futuro”,

sigue.


“Es por eso que nos hemos puesto a trabajar firmemente en lograr el posicionamiento de

los productos en el luxury market y mercado internacional alcanzando una

comercialización continua de prendas que permita generar un flujo de trabajo predecible

para el desarrollo y modernización de las comunidades Andinas”, explican las

emprendedoras.


¿Cómo son los ponchos de Andina?


Son verdaderos productos únicos de lujo. Su fabricación se realiza en Laguna Blanca,

Departamento de Belén, Catamarca, Argentina. Se trata de un área rural, a más de 4.000

msnm. Los exclusivos ponchos están elaborados por mujeres de manera 100% artesanal.

Cada producto lleva 6 meses de confección siguiendo técnicas ancestrales, y son 100%

lana de vicuña.


Se trata de un producto 100% sustentable sin agregados de pigmentos ni colores. Cada

pieza de Andina representa el cuidado de la comunidad y el respeto por la naturaleza.

“Creemos en el comercio justo y la economía circular. Todas las ganancias de la

comercialización vuelven a la comunidad a través de diferentes proyectos de impacto

social”, aseguran las dos jóvenes emprendedoras.


Información


Para conocer más sobre Andina, se puede contactar con el emprendimiento a través de

su cuenta de Instagram: @we.andina o al Whatsapp número +54 9 3493 662673.

0 comentarios

תגובות


bottom of page