Conocé los canales para vender tus productos por internet

Te compartimos una breve descripción de algunas opciones para que empieces a vender tus productos online.

Las posibilidades de venta que te da Internet cada vez son más. Si querés conocer cuáles son las más usadas y pensar cuál te conviene para arrancar, te compartimos una breve descripción de algunas opciones para que empieces a vender tus productos por Internet.


Whatsapp Business

Si tenés un emprendimiento, hoy podés vender, mostrar tu catálogo con los precios, recibir pedidos, ocuparte de los envíos y hasta cobrar por Whatsapp. Para eso, tenés que usar la aplicación Whatsapp Business, no la normal que usás para chatear, y ahí abrirte un perfil de negocio. Para usarlo, vas a necesitar un teléfono con un número propio, lo que te va a servir para separar tu chat y contactos personales de tu trabajo. Eso sí: como en WhatsApp no se pueden buscar marcas o empresas como en el resto de la web, vas a tener que encargarte de publicar y promocionar tu número en todas tus redes, en tu tienda o tu web.

En Whatsapp Business también vas a poder establecer horarios en los que estás disponible, programar un mensaje de bienvenida para los que te escriban por primera vez, mensajes de ausencia y respuestas rápidas a consultas, subir un catálogo con tus productos y sus precios. Por supuesto, todo lo que hagas va a depender de lo que vendas.


Marketplace

Son tiendas virtuales ya creadas que conectan a vendedores de distintas marcas y productos con compradores. Es lo más parecido a un shopping, pero virtual. En Argentina existen Mercado Libre, OLX, Tarjeta Naranja, Mi Negocio Personal, Facebook Marketplace y Go Shop, por mencionar algunos.

Todos funcionan como una vidriera para tus productos y, lo más importante, no requieren que inviertas en desarrollo y diseño web porque son plataformas que ya están desarrolladas, tienen integrados los servicios de empresas logísticas para que ofrezcas tus envíos y distintos medios de pago seguros.


Tienda virtual

Si querés que tu emprendimiento tenga su propia tienda pero sin crearle un sitio web, una opción es abrir una tienda en plataformas como Tienda Nube, Wix o Mercado Shops, que ya están preparadas para que cobres de manera segura y hagas envíos. Vos solo tenés que ocuparte de darle tu identidad al espacio, cargar tus productos, mantener la disponibilidad actualizada y prestar atención a todas las consultas.

La mayoría de estas plataformas son pagas y te ofrecen planes según el tipo de tienda que te abras. Además, te permiten ver estadísticas, analizar compartimientos, mirar cuántas compras se concretaron, cuántos carritos fueron abandonados, ver desde qué dispositivo te compran más, controlar tu stock, entre muchas otras cosas.

La ventaja de tener una tienda es que podés dirigir hacia ahí toda tu comunicación desde redes y, si querés, sincronizarla con una Tienda en Facebook e Instagram.


Tiendas en Facebook e Instagram

Ahora que ambas redes están integradas, podés crear una tienda en Facebook (Facebook Shops) que también va a estar disponible para que uses en Instagram.

Crear la tienda es gratuito y sencillo. Cuando lo hagas, en tu página de Facebook va a aparecer la pestaña “Tienda” y vas a poder sincronizarla con la tienda online o la página web que ya tengas.

También podés personalizar su diseño, crear colecciones de artículos destacados y ver estadísticas. Y si la sincronizás con Instagram, podés etiquetar a los productos en tus publicaciones e historias, así los usuarios van directo al producto.

Tené en cuenta que en Latinoamérica el proceso de compra todavía no se puede hacer por estas dos redes, por lo que siempre vas a tener que asociar tu tienda a una plataforma de pagos externa.


Sitio web

Muchos emprendedores eligen empezar a vender por Internet creando una página web propia. A diferencia de sumarte a un marketplace o abrirte una tienda, con una web tenés una URL propia y la posibilidad de crear una identidad visual, sumar promociones bancarias especiales, crear un catálogo completo y conectarlo a tus redes sociales. Además, al igual que la tienda, es una buena forma de concentrar en un solo lugar todo el tráfico que generás en tus redes.

A diferencia de la tienda o de un marketplace, en tu sitio web podés hacer lo que querés: crear secciones, añadir información, fotos, videos, mostrar tu catálogo como quieras. Eso sí: algo que tenés que saber es que para poder vender y ofrecer una buena experiencia de compra, incluir opciones de pago y envíos, tenés que invertir en desarrollo web.



0 comentarios