Científicos argentinos y el desafío de emprender en pandemia

Dos investigadoras del CONICET desarrollaron un método rápido de extracción de ADN y ARN para el diagnóstico de enfermedades, que resultó ganador del concurso Emprendé ConCiencia.

En abril de 2020, cuando se decretó la emergencia sanitaria, Sheila Ons, bióloga e investigadora del CONICET, se preguntaba como muchos científicos y científicas cómo podía dar una mano para enfrentar la pandemia.


En esa búsqueda, se contactó Claudia Rodríguez Torres, una investigadora en Física a quien hasta ese momento no conocía. Claudia es especialista en magnetismo y nanopartículas, y le propuso iniciar un desarrollo conjunto basado en este material para facilitar la purificación de muestras, que se necesita en el diagnóstico de COVID-19 por PCR.


Lo primero que hicieron, cuenta Sheila, fue “darle forma a la idea, lo segundo fue sintetizar las nanopartículas y probarlas con muestras que no eran patológicas (cultivos celulares, insectos, saliva). Una vez que seteamos un primer protocolo que funcionaba bien lo probamos con muestras provenientes de pacientes con sospecha de COVID y comparamos los resultados con otros métodos que están actualmente en uso”.


El proyecto resultó seleccionado en la edición 2020 del concurso Emprendé ConCiencia que la Subsecretaría de Emprendedores organiza de forma conjunta con Fundación INVAP desde 2017. Los proyectos ganadores reciben tutorías técnicas de profesionales de INVAP, asesoría en la puesta en marcha de un emprendimiento, y en la última etapa del acompañamiento, llamada etapa de cocreación, la subsecretaría los asiste en el proceso de vinculación con actores gubernamentales locales, entidades especializadas en apoyo emprendedor, instituciones y/o empresas para avanzar en sus proyectos.


Además, aplicaron para obtener financiamiento con el Programa de Reactivación Productiva del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, con el cual, pudieron desarrollar un plan de inversiones que les permitió la adquisición de insumos para una primera tanda de producción y la realización de una serie de ensayos del producto. Este proyecto fue uno de los 214 proyectos que se financiaron a través del Programa de Apoyo al Sistema Productivo Nacional por más de $2.300 millones para fortalecer las capacidades técnicas del país frente a la emergencia sanitaria en la producción de insumos y equipamiento así como también en el desarrollo de diagnósticos y tratamientos para el COVID 19, como en este caso.


El desarrollo está a cargo de un grupo interdisciplinario de investigadores de cuatro institutos de la UNLP -facultad de Ciencias Exactas- y el CONICET La Plata: se trata del Instituto de Física La Plata (IFLP), el Instituto de Biotecnología y Biología Molecular (IBBM), el Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA), y Centro Regional de Estudios Genómicos (CREG).


Actualmente, ya están contactando a posibles clientes de laboratorios de investigación para acercarles muestras para que lo prueben y se encuentran en conversaciones con empresas para asociarse a fin de conseguir las habilitaciones de ANMAT para poder usarlo en diagnóstico de enfermedades.

0 comentarios