Celebrar el Día de la Niñez en el trabajo: ¿cuáles son los beneficios?

Aseguran que estas actividades influyen de manera significativa sobre la motivación, el sentido de pertenencia y la generación de vínculos y creatividad de los colaboradores.

En el Mes de la Niñez es ideal que las organizaciones aprovechen para planificar juegos y que los chicos se diviertan y conozcan a aquellas personas con las que sus padres interactúan habitualmente, en el marco del home office y en presencia de los más pequeños de la casa.


Entre las actividades pueden realizar talleres de ecología y medio ambiente, de reciclaje, de manualidades, de idiomas básicos, shows interactivos y juegos en equipos, entre otros. También en algunos casos se podrán realizar actividades al aire libre o fuera del hogar como la práctica de deportes, juegos recreativos o también ir al cine o al teatro.


Los beneficios de estos encuentros no son solo para los colaboradores de una compañía que se sienten más motivados, con mayor sentimiento de pertenencia y con vínculos más afianzados, sino también para los niños, que de esta manera también entienden el porqué de la rutina laboral que sus padres llevan desde el hogar.


Estas actividades, además, influyen de manera significativa sobre la motivación, el sentido de pertenencia y la generación de vínculos y creatividad, además de otorgar las siguientes ventajas:

  • Construye y fortalece las relaciones entre los individuos.

  • Nivela las jerarquías: establece un terreno neutral donde los jefes y empleados pueden convivir libremente.

  • Convoca el espíritu colectivo, contribuyendo con el compromiso y lealtad, y generando mayor interés y energía.

  • Permite que los valores intangibles y las visiones sean experimentados y apreciados.

  • Transforma las dificultades en oportunidades y las pérdidas en ganancias.

  • Un ambiente agradable hace que los empleados tengan relaciones positivas.

  • Mayor adaptación a los cambios.

Alexandra Manera, directora de Recursos Humanos de Adecco para Argentina & Uruguay, destacó que “cada líder hoy no solo tiene que llegar a los objetivos planteados sino que también ocupa un rol de guía, y debe estar atento a las necesidades de su equipo, debe entender las particularidades de cada uno. El líder es una persona que también tiene que fomentar que su equipo se ocupe de su vida personal y respete los tiempos de cada cosa, dentro del contexto que vivimos debe comprender que los tiempos de un colaborador con familia son distintos a los de antes y deben ser respetados”.

0 comentarios