top of page

Caso de éxito: empezó con una semilla y US$100, hoy produce salsas para los famosos

El sueño picante de Fernando Ortiz: de Salta a todo el país


¿Te gustan las salsas picantes? Si es así, seguramente has probado o escuchado hablar de las salsas de Don Cirilo, una empresa salteña que produce salsas con frutas tropicales y ajíes de diferentes variedades. Detrás de este emprendimiento está Fernando Ortiz, un horticultor que empezó con una sola semilla y US$100 y hoy vende sus productos en todo el país y los usan famosos como Alejandro Sergi y Charlotte Caniggia.


La historia de Fernando Ortiz es la de un hombre que supo reinventarse y aprovechar las oportunidades que le brindó la tierra. En 2016, cuando su padre falleció, heredó la finca familiar en Colonia Santa Rosa, Salta. Allí comenzó a cultivar ajíes, un producto que le apasionaba desde niño.


“Siempre me gustaron los ajíes. De chico me gustaba comer picante y me llamaba la atención la variedad de colores y formas que tienen los ajíes”, recordó Ortiz. “Cuando empecé a cultivarlos, me di cuenta de que había un nicho de mercado que no estaba explotado en el país. No había líneas de desarrollo de salsas picantes ni de productos picantes en fresco”.


Ortiz decidió entonces agregar valor a su producción y empezó a elaborar sus propias salsas. Para ello, se inspiró en la cocina mexicana y caribeña, pero adaptándola al paladar argentino. Así nacieron las salsas de Don Cirilo, que combinan ajíes con frutas tropicales como maracuyá, mango y papaya.


“Fuimos buscando sabores con productos que sean familiares al paladar de los argentinos”, explicó Ortiz. “Tratamos de hacer todo con productos nuestros para hacer una salsa tropical”.

El éxito de las salsas de Don Cirilo fue inmediato. Hoy se venden en todo el país y son utilizadas por famosos como Alejandro Sergi, el cantante de Miranda, y Charlotte Caniggia, la mediática hija de Claudio Paul Caniggia.


Ortiz se mostró orgulloso de su emprendimiento y aseguró que su objetivo es seguir creciendo y llegar a otros mercados. Sin embargo, reconoció que una de sus principales dificultades es el acceso al crédito. “Le dan crédito al que tiene plata, no al que no tiene plata”, se quejó.


A pesar de los obstáculos, Ortiz no se rinde y sigue trabajando con pasión y dedicación. Su sueño es convertir a Don Cirilo en una marca reconocida a nivel nacional e internacional. “Fue un golazo”, dijo sobre su emprendimiento. “Empecé con una semilla y US$100 y hoy tengo una empresa que produce salsas para los famosos”.


0 comentarios

Comentários


bottom of page