Alerta unicornios: ¿llegará a Argentina la crisis de despidos en startups que impacta en Brasil?


Según la Asociación Brasileña de Startups en el primer semestre del año hubo una reducción del 40% de las inversiones en Brasil, donde existen más de 20 empresas jóvenes valoradas en más de 1.000 millones de dólares.


Brasil, meca de las empresas emergentes en Latinoamérica, enfrenta una cascada de despidos en sus startups, en medio de una “crisis” mundial de inversiones por la incertidumbre global y un ambiente de políticas monetarias cada vez más restrictivas.


Brasil, el país con más “unicornios” de la región, atraviesa un “momento de corrección” tras el boom vivido en los últimos cinco años, especialmente durante la pandemia del coronavirus, cuando se multiplicó el interés por empresas emergentes de carácter tecnológico. No obstante, el apetito de los inversores se ha reducido en los últimos meses en un escenario de aumento de los tipos de interés en las principales economías del mundo para frenar la creciente inflación.


Los recortes han alcanzado a los gigantes inmobiliario QuintoAndar y Loft; a la mexicana Kavak, dedicada a la compraventa de vehículos usados a través de aplicaciones; a la fintech Ebanx y a la plataforma de comercio digital para empresas Vtex, entre otras.


“No hacemos comentarios vinculados con el tema en ningún país”, aseguraron en Kavak Argentina. A nivel local, QuintoAndar se quedó meses atrás con la operación de Zonaprop y otras empresas del mismo grupo.


“El incremento de las tasas de intereses hace que los inversores migren de inversiones más arriesgadas a otros menos arriesgadas”, explica el presidente de la Asociación Brasileña de Startups (Abstartups), Felipe Matos.


De acuerdo con los datos de la asociación, tan solo en el primer semestre del año hubo una reducción del 40% de las inversiones en Brasil, donde existen más de 20 “unicornios”, como se conocen las startups valoradas en más de 1.000 millones de dólares. Con menos dinero disponible para la financiación, el valor de las empresas emergentes, asegura Matos, se ha reducido, lo que se ha traducido en un aumento de los recortes con el fin de adaptarse al “nuevo escenario”.


Según AbsStartups, en los últimos meses se han registrado alrededor de 1.000 despidos entre los “unicornios”, aunque el número más que se duplica en todo el sector de acuerdo con las cuentas del portal Layoff Brasil.


¿Y en Argentina?


Argentina tiene 12 empresas unicornio y es pionera en la región en la materia: tiene talento emprendedor y ese talento es reconocido en los países vecinos. En Brasil, por caso, son líderes empresas digitales como Mercado Libre y Despegar. Si bien son empresas multilatinas que no tienen un foco exclusivo en el país –como es el caso del gigante del ecommerce que dirige Marcos Galperin y que al momento no registra problemas con despidos– muchas de ellas mantienen aquí buena parte de su fuerza laboral, sobre todo en sectores como programación.


¿Impactará a nivel local la crisis brasileña? “La situación más complicada la tienen aquellas que por la modalidad de expansión permanente habían planificado una serie de rondas de financiamiento secuenciales y no lo pudieron encontrar a partir de Junio cuando se superpusieron tanto el endurecimiento de las políticas monetarias en los países centrales y también el fenómeno de desplome de criptomonedas, incluyendo algunas del tipo “estables”, destacó Leo Valente, miembro de la Comisión Directiva de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA). Es el caso de Buenbit, por ejemplo.


“Algunos sectores viven esta situación con mayor impacto, particularmente los vinculados a fintech, cripto y también plataformas de comercialización que perseguían horizontes muy ambiciosos de escala y tracción” (Valente).


Lo que en el mundo inversor es fly to quality, o vuelo a la calidad del dinero en el mundo a activos más seguros, como los bonos de EEUU luego de la suba de tasas de la Fed, los emprendedores lo denominan “giro a la rentabilidad”. “Ahí las vedettes del momento son las empresas del tipo “camello” que tienen reservas, producto de rondas anteriores o de haber alcanzado un status de rentabilidad, y pueden plantearse un horizonte de continuidad, quizá con menos crecimiento pero alcance al mediano y largo plazo. Algunos sectores viven esta situación con mayor impacto, particularmente los vinculados a fintech, cripto y también plataformas de comercialización que perseguían horizontes muy ambiciosos de escala y tracción, y se ven reflejados en la demanda de recursos, no solo propios (que son los que dan lugar a despidos, quizá de menor magnitud que en Brasil, pero también presentes) y sobre todo en menores demandas de desarrollo tercerizado de software, ejerciendo menos presión sobre las empresas locales que se dedican al manpower, sus equipos de reclutamiento etcétera”, detallo Valente.


Con todo, el integrante de ASEA cree que el impacto de esta situación es más acotado localmente, al menos sobre el talento especializado. “Esta misma situación ocurre en EEUU, afectando a startups muy advenedizas que conseguían financiamiento aún ‘flojitas de papeles’ y otras que tienen modelos sólidos pero que ahora no cuentan con presupuestos casi ilimitados y están mirando con atención a tercerizar desarrollo en Latinoamérica, y también es el caso de las empresas europeas que han visto mermada la disponibilidad de desarrolladores de Europa del Este, en particular a partir de la invasión a Ucrania, y también han salido a diversificar a sus equipos, por lo que se se advierte un proceso claro de migración de proyectos y clientes, y una demanda profesional que se mantiene sostenida”, destacó.

0 comentarios