6 valores fundamentales que toda startup debería tener en cuenta


A los emprendedores les encanta hablar de la cultura de la empresa. Pero a diferencia de colgar hamacas en la oficina o instalar un tobogán de dos pisos, los valores fundamentales de tu empresa pueden tener un gran impacto en tus resultados.


Unos valores fundamentales sólidos pueden impulsar prácticas de contratación inteligentes, reducir la rotación y el ausentismo, aumentar la productividad y la calidad del trabajo, ayudar a orientar la toma de decisiones, mejorar las relaciones con los clientes y elevar la moral de los empleados.


La fase de inicio es el mejor momento para pensar en los valores fundamentales porque es mucho más fácil hacer cambios desde el principio y asegurarse de que todos los aspectos del negocio están alineados a medida que crece. Determinar los valores fundamentales de tu empresa tendrá un gran impacto en el tipo de organización en que se convierta tu startup, así que elige bien.


6 valores fundamentales que debes tener en cuenta para tu startup

A la hora de elegir los valores sobre los que construir tu empresa, debes tener en cuenta las creencias que tienen en común muchas de las empresas con más éxito:


1) Felicidad/Pasión: La pasión por lo que se hace y la felicidad en el lugar de trabajo conducen a empleados más productivos, menos problemas en el lugar de trabajo y una mayor calidad del trabajo. Entre las empresas que han adoptado la pasión como valor fundamental se encuentran Zappos, Coca-Cola y Rackspace.


2) Educación: Construir una cultura que valore la educación continua significa que sus empleados crecerán con su organización y ofrecerán mejores resultados. Epic ofrece a sus empleados una amplia formación y un fondo de desarrollo profesional personal.


3) Innovación/Creatividad: La innovación es probablemente el valor que dará a tu empresa la mayor ventaja competitiva. Cuando se anima a los empleados a innovar, aportarán ideas rompedoras. Google tiene incluso un laboratorio secreto dedicado a las ideas «moonshot», como los coches autodirigidos y las Google Glass.


4) Transparencia: Ser genuino y transparente, tanto interna como externamente, es un principio que está creciendo en popularidad. Si algo de tu empresa no es genuino -desde sus asociaciones comerciales hasta sus campañas de marketing-, sus clientes lo notarán. Chipotle se ha distinguido entre sus homólogos de comida rápida informal por proporcionar información exhaustiva sobre el origen de sus ingredientes. Buffer lleva la transparencia al extremo publicando los salarios de sus empleados.


5) Excelente servicio de atención al cliente: La satisfacción de tus clientes hará que tu negocio sea un éxito o un fracaso, por lo que un enfoque centrado en el cliente debe estar en el centro de todo lo que haces. Southwest Airlines, Zappos, Whole Foods y American Express adoptan el servicio al cliente como uno de sus valores fundamentales.


6) Retribuir: Cuando tu empresa hace algo en beneficio de los demás, los empleados se sienten bien trabajando contigo y tus clientes se sienten bien comprando tus productos. TOMS, Salesforce.com y Warby Parker adoptan la responsabilidad social como parte fundamental de su negocio.


Cómo construirlos

El simple hecho de tener valores fundamentales no es suficiente para obtener los beneficios que ofrecen. Tienes que trabajar para integrarlos en tu cultura. Ten en cuenta estos consejos para construirlos:


Identifica los valores compartidos. Reúne los valores fundamentales de los líderes de tu empresa, del equipo fundador o de los empleados. (Zappos, por ejemplo, envió un correo electrónico a los empleados preguntando por los valores que querían vivir). Tú y tu cofundador pueden determinar juntos qué valores se solapan para poder elegir los más importantes para tu empresa.


Poner a prueba tu compromiso con tus valores. Los valores fundamentales no tienen sentido a menos que estés dispuesto a contratar, despedir y cambiar las políticas en función de estos valores.


Demuestra los valores a diario. Vivir los valores de tu empresa debe comenzar en la cima con vos, el líder. Los valores fundamentales deben afectar a todo, desde la forma de dirigir las reuniones hasta la forma de comunicarse con los clientes. Si una acción no apoya tus valores fundamentales, es hora de reevaluarla.


Consulte tus valores en momentos de confusión. Es fácil mantenerse fiel cuando todo es soleado, pero son más importantes cuando los tiempos son difíciles. En tiempos de crisis, remítete a tus valores para determinar el mejor curso de acción.


Muchas partes de la cultura de tu empresa son flexibles y no afectan necesariamente al trabajo que haces a diario. Sin embargo, tus valores lo afectan absolutamente todo. A la hora de elegirlos, piensa en el tipo de personas que quieres tener en tu equipo, en la experiencia que ofrece tu empresa y en cómo quieres sentirte. Utiliza estos atributos para dar forma a tus valores. Tendrán un impacto en tu empresa en los próximos años.

0 comentarios