top of page

5 modelos mentales para el éxito de tu negocio


Existen 5 modelos mentales que ya deberías haber adoptado y que te ayudarán a alcanzar tus metas.


¿Por qué algunas personas empiezan un negocio y tienen éxito, mientras que otras jamás terminan de despegar? ¿Qué hace que un negocio sea rentable, mientras que otro cierra al año de haber comenzado? En las últimas décadas, algunos negocios dentro del área de servicios han crecido a razón de dos dígitos. Por ejemplo, el negocio de coaching.


Pero mientras la demanda crece, la oferta tiende a atomizarse. Solo un porcentaje muy pequeño de los coaches, consultores y profesionales independientes tiene éxito. La mayoría no pasará el primer año. Y sí. Este patrón se repite también en los demás mercados donde operan los profesionales independientes.


¿Por qué pasa esto? Porque la mayoría sigue usando el mismo manual empresario de hace 20 años.


Por eso, existen 5 modelos mentales que ya deberías haber adoptado y que te ayudarán a alcanzar tus metas:


Supérate a ti mismo

Vivimos en la era de la información. Todas las estrategias, las tácticas y las herramientas que necesitas para lanzar un negocio exitoso las tienes a un clic de distancia.


Si quieres resultados, si estás comprometido en avanzar y crecer, necesitas optimizar tu tiempo e invertir dinero en tu negocio. Aprender de quienes estén en ese lugar donde quieres estar. Capacitarte en lo que necesitas saber para lograr tus metas. Enfrentarte a tus miedos y a tus creencias limitantes para llegar más lejos.


Crea tu océano azul

La mayoría de los profesionales independientes intenta «pescar» clientes a través de blogs, podcasts, anuncios en Facebook, Insta-stories, y otros canales masivos. Al fin y al cabo, como dijimos más arriba, el mundo entero es el mercado potencial. Eso es muy tentador. Pero esto es como salir a pescar todos juntos, en el mismo mar, junto con otros miles de pescadores, cualquier tipo de pescado.


En el mejor de los casos, quizá tengas capital para invertir y un pesquero grande y bien preparado, pero igual ya hay otros que te ganaron de mano y llevan más tiempo pescando, así que conocen los lugares donde hay mejor pique.


En el peor de los casos, tal vez solo tengas un botecito y una caña, y para evitar que la turbulencia de las olas enormes que generan los grandes navíos te hunda, no te queda más remedio que confinarte a un rincón y rezar para que algunos peces distraídos se dignen a probar tu carnada.


Pero hay una salida. Puedes crear tu propio mar. Un espacio donde eres experto, donde eres único, donde tu controlas en qué lugar te posicionas en la mente de tu cliente ideal.


Pero claro, para esto es esencial que entiendas muy bien cuál es tu propósito y tu magia. Que definas tu nicho, y te concentres en ellos.


Brindá soluciones (en vez de ofrecer servicios)

Tu cliente necesita entender claramente tu propuesta de valor. Qué puedes hacer por él o ella. Cómo lo puedes acompañar, cómo puedes aliviarle eso que le duele. Y para esto, necesitas tener un mensaje que esté orientado a soluciones, donde muestres resultados. Resultados que sepas que tu cliente puede lograr, por supuesto. Para acompañarlo en ese proceso precisas un método.


Propuesta de Valor + Método, ¿Cómo los explicas?


Tu forma de contarlo, tu mensaje, tiene que estar construido con las palabras de tu cliente. Si hablas desde el servicio, desde lo que haces, la historia la estás contando desde vos. Si hablas desde la solución, la historia la cuentas desde lo que le pasa a tu cliente, lo que a él o a ella le importa, y lo proyectas hacia donde quiere estar.


Deja de ser invisible

A la mayoría vender le parece casi una mala palabra. Un tabú. Una situación fea e incómoda que los pone en un lugar donde no quieren estar. Sin embargo, las ventas desde un lugar de integridad son diferentes.


Tienes talentos únicos que el mundo necesita. Salí de la invisibilidad y compartirlo con los demás.


Consigue un mentor

Si a una persona que jamás en su vida puso un pie en la cocina, le pedís que haga un pastel, sin ningún tipo de ayuda, sin receta y sin guía… ¿Qué crees que va a pasar?


Cuando la contamos así parece una idea ridícula y exagerada, pero muchas personas empiezan de esta forma su negocio. Tienen cero experiencia, no conocen las estrategias ni las tácticas, e igual esperan tener éxito. Pasan años tratando de mezclar los ingredientes, y en el proceso se olvidan de incorporar los más importantes, porque jamás supieron qué necesitaban ni cómo hacerlo. Por eso precisas un mentor.


Sí, puedes tener éxito con tu negocio con propósito, haciendo lo que viniste a hacer al mundo. Pero tienes que creerlo para que se haga realidad. Y para eso es crucial que tengas los modelos mentales correctos.

0 comentarios

Comments


bottom of page